Cúcuta, portón, cuna y destino | Revista DC
Cerro Jesús Nazareno Cerro Jesús Nazareno

Cúcuta, portón, cuna y destino

letrero

La perla del norte, La cuna de la república o El portón de la frontera, como la llaman, es la capital fronteriza más dinámica de Suramérica, que por estos días se impulsa como destino turístico y además está de feria.

Bien conocida por los venezolanos, que tradicionalmente y hasta antes de la crisis del vecino país agudizada en los últimos dos años, acostumbraban a visitarla de paseo o de compras, hoy Cúcuta también quiere ser destino de los propios colombianos.

Al nororiente de Colombia y bajo la custodia del monumento al Indio Motilón, este portón se abre a los visitantes con sus parques, miradores, su malecón, su arboleda, que le dio los títulos de “Ciudad verde” en 1988 y “Municipio verde de Colombia” en 1990; el complejo histórico en Villa del Rosario, a solo seis kilómetros de su casco urbano; su rica gastronomía y, por supuesto, su feria, que se celebra en julio. 

Para que conozca un poco más a la capital nortesantandereana y la tenga en cuenta en estas vacaciones, estos son algunos de sus atractivos.

El malecón

Paralelo al río Pamplonita y la Av. Libertadores, a lo largo de unos cuatro kilómetros, cucuteños y visitantes encuentran en esta una de las zonas de esparcimiento de la Ciudad por excelencia con la mayor oferta de bares y restaurantes, además de senderos, espacios deportivos como el patinódromo de ruta y de circuito, la pista de bicicrós y la ciclovía en que la Avenida se convierte los domingos y festivos.

parque santander

 

Parques emblemáticos

Dentro de su lista de parques se destacan el Parque Santander, que es la plaza principal, ubicada en el Centro, la zona más antigua de Cúcuta, y frente a la Catedral San José, uno de los lugares de visita obligada en las rutas de turismo religioso. Asimismo, el Parque de la victoria, denominado así en conmemoración del primer centenario de la Batalla de Boyacá, aunque muchos cucuteños lo siguen llamando Parque Colón, por su nombre anterior; y el Parque Simón Bolívar, apoyado por el consulado de Venezuela en Cúcuta, que se puede atravesar caminando tranquilamente entre jardines y bajo la refrescante sombra de sus árboles.

Centro renovado y antiguo

quinta  En el Centro se encuentran el Palacio de Gobierno, popularmente conocido como la “Cúpula chata”; la Quinta Teresa,   casa colonial construida en 1893, restaurada y reabierta simbólicamente en 2015; La Torre del Reloj, construida a      principios del siglo XX en bahareque y madera, que hoy es edificio multipropósito donde funciona la Casa de la  Cultura y se presentan películas y exhibiciones artísticas, y la Biblioteca Pública Julio Pérez, la más grande del  Departamento y reconocida por MinCultura como la de “mejor desempeño cultural del país” en 2005, todos  declarados patrimonio nacional.

Con unas 32 manzanas sometidas a renovación en los últimos años, el Centro también concentra a la mayoría de entidades bancarias, almacenes de ropa y calzado, dos de sus sectores de manufactura más importantes y apetecidos por los compradores, alrededor de lo que es considerado el único centro comercial a cielo abierto del país.

Complejo histórico de Villa del Rosario

A solo seis kilómetros del casco urbano de Cúcuta, está el complejo histórico, que se compone de la casa museo del General Santander, las ruinas de la capilla de Santa Ana, donde el prócer fue bautizado, La bagatela (Casa de Gobierno) y el Templo histórico, en el parque Gran Colombiano. Así el lugar siempre recuerda que además de haber sido la cuna de Francisco de Paula Santander, fue también donde nació la Gran Colombia en el Congreso de 1821 y desde donde se gobernó al país.

Miradores

19

Cúcuta tiene el privilegio de contar con varios miradores que ofrecen las mejores panorámicas desde diferentes puntos como El Cerro Tasajero, una montaña de la Cordillera Oriental, que queda en zona rural hacia el norte de la Ciudad; Jesús Nazareno, a la salida de Cúcuta en dirección a la Vía El Zulia y el monumento Cristo Rey y la Virgen de Fátima, estos dos más cerca del Centro que los otros.

El plato más cucuteño

En un domingo lo acostumbrado es comer mute (osopa de callo, cerdo, pata, res, papa, pasta, auyama y zanahoria), acompañado de pastel de garbanzo con masato, limonada o agua de panela y de postre, un dulce como el cortado de leche de cabra, lo que vendría siendo el plato insignia de la gastronomía local.

Como plato fuerte, también está el cabrito, acompañado de pepitoria, papa y yuca, guisado o al horno y las hayacas, diferentes del tamal tolimense y de los bollos costeños y más parecidas a las venezolanas, por la influencia gastronómica andina del vecino país.

Probablemente en cada esquina de Cúcuta se consigan pasteles de garbanzo, sin embargo, dos sitios muy reputados para degustarlos son la Dacha, restaurante de comida tradicional abierto desde 1974 y el negocio familiar de la señora Eylen, en el barrio Colsag.

cucuta

 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
publicidad
publicidad
publicidad